Estos son los carros más importantes de los 120 años de Renault
10/10/2018 Salón del Automóvil

Estos son los carros más importantes de los 120 años de Renault

Fuimos a Renault Classic con motivo de la celebración de los 120 años de la firma del rombo y estos son sus modelos más icónicos.

La firma francesa fundada por Louis Renault en 1898 cumple 120 años, pocas automotrices pueden presumir una vida tan longeva y sin duda se trata de una marca que ha jugado un papel fundamental en el desarrollo no solo de Francia, sino también de la industria automotriz como la conocemos en la actualidad.

En el marco del Auto Show de París que curiosamente también cumple 120 años, tuvimos oportunidad de visitar también la planta de Flinns, a las afueras de París, que por cierto es la más antigua de Renault que todavía está en funcionamiento y en donde actualmente se fabrican modelos como el Clio, el eléctrico Zoe, entre otros.

En uno de los edificios de dichas instalaciones se encuentra Renault Classic, una colección que lamentablemente no está abierta al público puesto que no es un museo, en donde se resguardan muchas de las valiosas joyas que hicieron la historia de Renault. Los vehículos están en condiciones de operación y con frecuencia son enviados a distintas partes del mundo para eventos especiales.

Si bien, 120 años es una larga historia y habrá sin duda muchos modelos relevantes que quedaron fuera, estos son los 10 más importantes.

Renault Type A

En 1897 Louis Renault de 19 años se interesó por la creciente moda del automóvil y se puso a trabajar en un taller en la casa de campo de su familia en Boulogne – Billancourt en un auto de su propio diseño, mismo que estuvo listo para la navidad de 1898. Renault, entusiasmado por su creación la llevó a una reunión con unos amigos, en donde fue retado por sus escépticos camaradas a completar el ascenso de Rue Lepic, una de las calles más inclinadas de París que subía hacia el Montmartre. El pequeño Type A logró sin problemas la misión con dos pasajeros abordo y sorprendió tanto, que Renault recibió dinero y 12 pedidos ese mismo día, para así comenzar con la historia de la marca.

El Type A tenía apenas 0.75 hp y una transmisión de 3 velocidades, no tenía reversa, pesaba 200 kilos y alcanzaba una velocidad máxima de 32 km/h.

Renault Type AG

El Type AG fue diseñado con la simplicidad y robustez como atributos principales, razón que le valió a Renault un contrato para convertirlo en el primer taxi de París. En 1905 había 205 unidades circulando, cifra que se incrementó a 1,000 para el año siguiente y 1,500 unidades dos años más tarde. El Type AG le dio a Renault mucho reconocimiento en Francia, tanto así que en 1907 concretó un contrato con la ciudad de Londres por 1,100 unidades.

Sin embargo, el AG se hizo célebre cuando en la primera guerra mundial, 1,300 unidades fueron utilizadas para llevar soldados a enfrentar al ejército alemán que marchaba hacia París. La batalla fue ganada por los franceses y el AG fue bautizado como el Taxi de Marne.

Renault KJ1

En los años 20s, el Renault KJ1 fue fundamental para empezar a hacer masivo el automóvil, su presentación se dio en el Auto Show de París en 1922 y se trataba de un modelo accesible y con tecnologías de gran valor como su transmisión de tres velocidades o el encendido eléctrico. Se fabricó en numerosas configuraciones; Convertible, Saloon, Torpedo y una de forma Shamrock con 3 asientos que serviría de inspiración para Citroën. La velocidad máxima del KJ1 era de 75 km/h.

Renault 4CV

Presentado en el Grand Palais el 3 de octubre de 1946, en el marco del primer Auto Show de la Post Guerra, el Renault 4CV generó tal revuelo en la ciudad luz, que 150.000 personas asistieron a verlo.

Y un año después, las primeras 300 unidades pintadas en Cream Yellow salieron de la línea de producción del complejo fabril de la marca en Boulogne – Billiancourt. El 4CV pesaba apenas 560 kilos, tenía frenos de tambor en las cuatro ruedas e incorporaba un minúsculo motor trasero de 760 cc que generaba 17 hp a 3,500 rpm. Para 1950, el modelo adoptó un motor de 748 cc. Asimismo, otras de las características interesantes de este modelo eran sus puertas suicidas y el hecho de que el chasis era monocasco.

El Renault 4CV fue el primer auto francés en lograr el millón de unidades vendidas.

Renault Dauphine

Presentado en el Auto Show de París de 1955, el Renault Dauphine se convirtió en un éxito inmediato, al ser un auto estilizado, económico y práctico.

Para 1960, la producción ya había superado el millón de unidades y ese año se adicionó la muy esperada variante automática, que empleaba una transmisión electromecánica.

El Dauphpine además en su versión estándar conquistó el Rally de Monte Carlo y el Tour de Corsica, con lo cual pronto llamó la atención de Amédée Gordini y así se efectuó la primera colaboración entre Renault y Gordini.

El Dauphine Gordini nació como una versión mucho más deportiva del Dauphine, misma que logró mucho éxito sobre todo en mercados de exportación.

Renault 4

El Renault 4, también conocido como el "amigo-fiel" en Colombia es quizá uno de los mayores éxitos en la historia de la marca francesa, ya que más de 8 millones de unidades fueron fabricadas.

Fue lanzado en 1961 y se le considera el primer hatchback de la historia, así como el primer Renault familiar de tracción delantera. Su versatilidad y confiabilidad le valieron la predilección de la policía y servicio postal franceses, así como de cualquier cantidad de conductores con distintas necesidades.

Las motorizaciones fueron de cuatro cilindros de entre 0.7 litros y hasta 1.1 litros, con transmisiones manuales de 3 y 4 cambios.

Fue fabricado en innumerable cantidad de países, en la planta de Ciudad Sahagún y se mantuvo en producción para ciertos mercados hasta 1994.

Para la versión de pasajeros, el sucesor del 4L fue el Twingo, mientras que para las de carga fue la Kangoo.

Renault 8

El Renault 8 llegó en 1962 con un diseño pensado en ofrecer la máxima comodidad y versatilidad en un formato muy pequeño.

El R8 estrenó el motor Cleon Fonté, cuya característica era su nuevo cigüeñal de 5 cojinetes, lo que se traducía en un aumento de potencia y en consecuencia, un mayor prestigio para Renault. Para 1965, la gama se expandió con la llegada del R8 Major, que era una versión de lujo y con transmisión automática opcional que se controlaba con botones desde el tablero.

Amédée Gordini tomó el motor 1,100 del R8 Major que tenía unos 50 hp y lo dotó de cabeza hemisférica y doble carburador para elevar la potencia hasta los 95 hp, nada mal considerando que el peso era de 860 kilos. Las modificaciones no solo contemplaban el motor, sino frenos, dirección, etc. Con lo cual este pequeño vehículo que le dio acceso a un manejo deportivo a toda una generación alcanzaba los 175 km/h.

En 1966, el motor crece a 1,255 cc y recibe una transmisión de 5 velocidades, así como dos faros adicionales.

Renault 5

El Renault 5 o Zapatito s sin duda un modelo de gran relevancia para Renault y uno de los primeros superminis modernos adelantándose al Polo y Fiesta por tres y cuatro años respectivamente, fue presentado en 1972, se convirtió en un éxito instantáneo al grado de que en su primer año en el mercado y hasta 1986 fue el auto más vendido de Francia.

Lo anterior explica el por qué se comercializaron 5.5 millones de unidades de la primera generación. El R5 también llegó al mercado de EU gracias a la sociedad entre Renault y American Motors Corporation.

Luego de conseguir victorias en las 24 horas de Le Mans y F1 con mecánicas turbo, Renault decidió que era momento de ir a los rallies, para lo cual desarrolló el R5 Turbo, un auto que poco tiene en común con el generalista. Para empezar, el motor 1.4 litros fue colocado detrás de los asientos delanteros, quedando en posición central, mientras que la tracción era a las ruedas traseras. El R5 Turbo se convirtió en todo un auto de culto no solo debido a sus increíbles capacidades deportivas, sino también gracias a su radical apariencia.

El R5 es el ancestro del producto que hoy conocemos como Clio.

Renault Espace

Diseñada en los 70s, muchos años antes de que pudiera llegar a producción en 1984, la Espace podría ser catalogada como la primer minivan, aunque la Dodge Caravan se empezó a comercializar un año antes.

La Espace fue concebida en el centro de diseño de Chrysler UK en Coventry, que posteriormente se convirtió en Matra que formaba parte de la filial francesa de Chrysler, SIMCA. Seis años antes de la Espace llegara a producción SIMCA fue vendida a Grupo PSA, quienes determinaron que era muy cara de producir y muy riesgosa.

Así, Matra llevó la idea a Renault que la adoptó llevándola al mercado, con un debut muy discreto. Sin embargo, pronto los consumidores notaron las ventajas de los monovolúmenes y la Espace se convirtió en un éxito.

En 1994 Renault concibió uno de los prototipos más salvajes e icónicos de la historia, la Espace F1 que conmemoraba el tercer campeonato de constructores de F1 de forma consecutiva. Fabricada en materiales compuestos como la fibra de carbono, el eje trasero, transmisión y el motor montado en posición central eran los mismos del F1 FW14, mientras que el eje delantero tenía un diseño especial y la estructura fue reforzada.

La más reciente generación de la Espace que adopta muchos elementos estéticos de las SUVs, pero sin perder sus características originales es en mi opinión un auto que debería llegar a nuestro país.

Renault Clio

Modelo que se encuentra en su cuarta generación, el Clio es el producto más relevante de Renault en la actualidad, su debut en el mercado fue en 1990 y se mantiene hasta la fecha.

Participa en el segmento B y recibió el reconocimiento de Auto del Año en Europa en dos ocasiones, en 1991 y en 2006. Su segunda generación también fue fabricada en México, en la planta de Nissan en Aguascalientes y la variante sedán, comercializada bajo el nombre Platina y como modelo de Nissan.

Para la tercera generación, el Clio crece sustancialmente y se vuelve un producto mucho más sofisticado, situación que se acentuó todavía más para la cuarta generación. Incluso la actual iteración en cuanto a dimensiones es más cercano a un compacto que a un subcompacto.

Lamentablemente, situaciones como la paridad cambiaria impidieron que el Clio IV llegara a nuestro mercado, salvo por la atractiva variante deportiva RS.

El Clio siempre ha presumido de una versión deportiva, mismas que son muy deseadas por los entusiastas, la primera denominada Clio Williams gracias a la colaboración en F1, mientras que posteriormente se denominó Clio Sport y más recientemente, Clio RS.

 

¿Qué opinas? Cuéntanos