Mercedes-AMG exhibe sus vehículos híbridos
19/1/2018 Salones del Automóvil

Mercedes-AMG exhibe sus vehículos híbridos

Los CLS 53 AMG y E 53 AMG serán los primeros modelos en llevar este novedoso tren motriz, que combina la reconocida mecánica de AMG con todos los adelantos eléctricos de Mercedes-Benz.

Los tiempos han cambiado. La era del famoso "Hammer" o de autos como el E 55 AMG, con sus poderosos motores V8 artesanales ha llegado a su fin. Pero, por otro lado, es el performance y la ingeniería lo que nos mueve. Así que resulta llamativo pensar en esta nueva etapa de AMG, con propulsores híbridos, pero tanto o más poderosos que sus antecesores.

En esta primera etapa los autos que llevarán esta nueva unidad, corresponden al CLS 53 AMG y al E 53 AMG (coupé y convertible).

La nueva receta de AMG

Se comienza con uno de los nuevos seis-en-línea de la firma alemana, el twin-turbo de 3 litros que entrega 362 Hp y 369 lb-pie de torque. Esto pasa a manos de AMG donde este motor recibe toda la sazón del brazo armado de Mercedes-Benz, con lo que ahora este 3 litros eroga 429 Hp y 385 lb-pie de torque. Este propulsor, si bien se señala como Twin Turbo, la verdad es que cuenta con un turbocargador más un compresor eléctrico asistido cuya función principal es eliminar todo rastro de turbo lag. Claro que la guinda en la torta, es el motor eléctrico combinado de arranque/alternador EQ Boost, que puede agregar 21 Hp y 184 lb-pie extra, según se necesite.

El nuevo tren motriz de AMG permite, al menos al CLS, acelerar de 0 a 100 en 4,5 segundos.

Esta unidad, se ubica entre el motor y la transmisión automática 9G-Tronic, la cual transfiere la potencia a las 4 ruedas gracias al sistema 4Matic+. Debemos recordar que ya hay varios carros modernos con plataformas hibridas que han comenzado a operar con un sistema eléctrico de 48 volts. Este sistema de mayor voltaje se encarga de alimentar tanto el compresor eléctrico como el sistema EQ Boost, y con un convertidor DC/DC, puede bajar a 12 volts para alimentar todos los sistemas que funcionan tradicionalmente con ese voltaje. Y gracias a que el sistema EQ Boost controla las rpm, el sistema de Start&Stop, un modo planeado para ahorrar gasolina, aparte de las labores de conversión de energía y alimentación, no es necesario tener una correa extra de accesorios, lo que libera espacio para el motor en posición longitudinal, aprovechando para colocar un elemento catalizador de gases, más cercano al motor. 

Lo que no cambia

En lo estético, queda poco que mencionar, puesto que todos conocemos muy bien el tratamiento que AMG les dota a los modelos de Mercedes-Benz. Esperen ver cuatro salidas posteriores, llantas más grandes de 19 o 20" y la clásica parrilla AMG con dos aspas cromadas a cada lado, una defensa deportiva con tomas de aire laterales y un spoiler muy fino en la parte posterior, que también está disponible fibra de carbono.

Hacia el interior, se pueden configurar tanto los tipos de cuero (MB-Tex o Nappa) como los colores de iluminación. Como hemos visto en todos los últimos modelos de Mercedes, también se contara con el doble display con pantallas digitales de 12 pulgadas, así como un sin número de programas de asistencia, sean de confort (Energizing Comfort Control), manejo (5 modos que alteran la dirección, transmisión, suspensión y motor; Eco, Comfort, Sport, Sport+, Individual además de la suspensión neumática AMG Ride Control+) o seguridad (asistencia de frenado, programa de dirección evasiva, control crucero adaptativo, asistente de fatiga).

Galería Mercedes-AMG E 53 AMG 2019

Mercedes-AMG E 53 AMG 2019

1 de 11

¿Qué opinas? Cuéntanos